Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

Escuelas Públicas de Chicago: ¡Danos la mejor seguridad COVID!

By Antonio C. Breed, CPS Student and Activist  |  Issue: 1 de noviembre de 2021
Manifestantes en Chicago exigiendo mejores medidas de seguridad para proteger a las personas de Covid
Las Escuelas Públicas de Chicago no estaban preparadas para garantizar la seguridad para evitar la propagación de Covid-19, dice un estudiante de 11 años. Lamentablemente, dos madres han muerto.
Foto / Dr. Jesu Estrada

Nota del editor: Hay cuatro reglas para mitigar el COVID que todos conocemos: lavarse las manos, mantenerse a una distancia de seis pies, ponerse la máscara y vacunarse. El problema es que esto no se puede hacer en las escuelas públicas, sin embargo, la ciudad de Chicago exige que los estudiantes, maestros y otro personal escolar asistan en persona, independientemente de las reglas. El peso de las mitigaciones COVID contraproducentes recae sobre nuestros hijos. Conozca a Antonio, un estudiante de las escuelas públicas de Chicago de 11 años. Él informa directamente su historia personal de lo que sucedió dentro de su escuela durante la pandemia de COVID. Describe cómo se sintió para él. Presenta un llamado a la acción con sentido común. – Los editores

En este momento, soy un estudiante de sexto grado en las Escuelas Públicas de Chicago (CPS). Durante la mayor parte de dos años, todos estuvimos atrapados en una pandemia. Y me sorprende ver un plan de regreso a la escuela tan inseguro. Debe tratarse con el mismo nivel de respeto y cuidado que durante la pandemia.

Sin embargo, este no es el caso. El primer día de clase, se descubrió que un niño en mi salón de clases tenía COVID-19 y el miércoles, todos estábamos yendo a  la escuela desde casa. Así pase mi día en la escuela. Nunca estuvimos distanciados socialmente, y teníamos que cambiar tres aulas por día que no fueron limpiadas entre períodos. No es el mejor lugar para trabajar e intentar aprender con la amenaza constante de contraer el virus. Además de tener en cuenta que una buena mayoría del cuerpo estudiantil actualmente, incluyéndome a mí, no puede recibir la vacuna. ¡Es imprudente enviar a estos niños no vacunados a un edificio!

Es descorazonador saber que dos personas que no conozco se sientan en los mismos asientos que yo y que posiblemente podrían tener el virus. Simplemente agrega un riesgo adicional a una situación que no necesita más riesgo. No estoy contento de saber la cantidad de problemas con el día escolar promedio en este momento, y solo están empeorando cada vez más. ¡Hasta la fecha, cinco clases fueron puestas en cuarentena en mi escuela! La mayoría de los estudiantes de ellos no pudieron vacunarse.

La reapertura de escuelas con esta falta de atención, junto con aproximadamente un año para prepararse para esto en las escuelas, es un insulto. CPS apostó por algo tan inseguro que ha resultado en muertes y muchos casos de COVID. Además, han estado rastreando los casos con una semana de retraso y no han notificado al personal ni a los padres sobre ellos. En Jensen Scholastic Academy, dos madres perdieron la vida a causa del virus. Los niños, por falta de cuidados, ya no tienen madre. Sin embargo, la mayoría de las escuelas no están implementando las medidas de seguridad adecuadas para asegurarse de que nadie muera.

Para mí, una muerte es demasiado en esta pandemia. CPS y nuestros líderes electos no han reducido el riesgo de contraer COVID. Ver cosas como la gran falta de marcadores de contacto no nos ayuda a detener este virus.

Mi llamado a la acción es permitir una opción remota para los estudiantes que no se sienten seguros dentro del edificio y para los niños que no pueden vacunarse hasta que puedan. En mi opinión, esta es una excelente manera de prevenir muertes y más casos que ayudan a detener la propagación de Covid-19.

Un Comentario | One Comment

  1. Como Antonio es mi hijo y camarada, soy un poco parcial. Sin embargo, me disgusta que un niño de 11 años tenga más compasión y lógica que nuestros líderes electos y la junta de CPS. Ahora, estamos luchando por una distribución equitativa de la vacuna. Nuestros niños africano-americanos, Latinos, y pobres se están quedando atrás. ¡Ya basta!

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo