Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

Testimonio de Pablo Menéndez: Desde una Cuba pacífica

Pablo Menéndez  |  Issue: Agosto 2021
Manifestación de Cuba
FOTO: PRESSENZA INTERNATIONAL PRESS AGENCY

Nací y crecí en California.  Mi padre era de Nueva York y mi madre, que nació en Detroit, es la cantante Barbara Dane (¡Búsquenla en Google!)

En 1966, ella fue la primera personalidad pública estadounidense en visitar Cuba, después de la revolución del 59 y las prohibiciones de los Estados Unidos de viajar a la isla.

Después de 1966, ella hizo visitas frecuentes y cantó en todo el país, por lo que se transformó en un símbolo de amistad entre los Estados Unidos y Cuba.

Vine a Cuba en 1966 a estudiar en la Escuela Nacional de Música y, en un principio, tenía pensado quedarme durante solo un año. Sin embargo, me gustó tanto que sentí como si estuviera viviendo en el centro del mundo, por lo que he vivido aquí desde entonces y me he ganado la vida como músico.

Mi grupo musical se llama “Pablo Menéndez & Mezcla” y nos puedes encontrar en YouTube, etc.

Bandera cubana

Con los años, he observado que cada vez que hay hasta la más mínima oportunidad de mejorar las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos, “el sector de la guerra contra Cuba” redobla esfuerzos con su guerra propagandística.

Ellos tienen más poder que nunca y cuentan con inmensos presupuestos y ahora también con nuevas herramientas. Así como los drones y los misiles de crucero han reemplazado a los bombarderos y el napalm, actualmente el mundo ve cómo casi no se escucha nada sobre la dramática situación en América Latina o los lugares que han invadido o bombardeado los Estados Unidos, o los drásticos votos de las Naciones Unidas contra este país, o las declaraciones de los Jefes de Estado en solidaridad con Cuba. Aun así, todos los resultados de la vieja estrategia de “olla de presión” aplicada contra Cuba durante 62 años se intensifica a niveles increíbles de absurdidad criminal.

Muchos amigos de los Estados Unidos que están preocupados por la situación me han pedido que describa “qué está ocurriendo en Cuba”.

Todo lo que les puedo decir es que mi esposa Barbarita es doctora y todos los días se va al trabajo en transporte público para atender a pacientes de todas las condiciones sociales en Cuba.

Esto les puede dar información de primera mano sobre cómo es la vida en Cuba para todos. Tenemos familiares en todo el país y los miembros de mi grupo musical viven en diferentes barrios de toda La Habana, por lo que puedo hablar no con base en lo que veo en la pantalla chica, sino por los informes de primera mano que nos dicen cómo es la vida aquí.

He estado en casa durante los últimos 18 meses de la cuarentena.  No ha se ha realizado ningún concierto desde marzo de 2020.

A la fecha, el Ministerio de Cultura ha garantizado el 100% de los salarios de mi grupo musical que, al igual que el de mi esposa, la Dra. Barbarita, se han multiplicado en un 400%.

Tal como el gobierno cubano lo dice de forma abierta, prácticamente no está ingresando ningún dinero al país y han enfrentado muchas dificultades para prestar hasta los servicios más básicos. Aun así, no han aumentado los precios; por el contrario, ahora han unificado la moneda para que con el mismo dinero con el que se paga nuestros salarios se compren todas las cosas que sea posible poner a la venta.

Estoy seguro que esto es confuso, debido a todas las noticias sobre las “tiendas en dólares” que han sido muy poco populares y que han estado bajo ataques de vándalos y saqueadores (que parece que les atrae más el saqueo de televisores y electrodomésticos que los alimentos).

No les puedo comentar mucho sobre las tiendas en dólares porque todos los días las monopolizan los cubanos que tienen esta divisa y que comienzan a hacer fila en cuanto abren sus puertas, pero todo es posible para la reventa y la especulación.

Ni siquiera he tenido la oportunidad de ingresar a una de estas tiendas.  Solo deseo ver los precios porque en realidad no tengo dólares en este momento.

Y entonces, ¿qué comemos?

Por un lado, la denominada libreta de abastecimiento (que afortunadamente todavía tenemos, con productos básicos racionados, ahora con precios más altos, pero que todos podemos costearlos). Con esto nos garantizamos una gran parte de nuestras necesidades (y es el mismo punto de partida para todos). 

Después, por otra parte, compramos productos en los “agro mercados” que son de propiedad privada en los diferentes vecindarios. El sector privado resultó afectado adversamente por las medidas de Donald Trump y por la pandemia de COVID, y también está reorganizándose en el marco del proceso de unificación monetaria que el gobierno estableció finalmente.

El tercer elemento es una política que nuestro Poder Popular local (gobiernos de los barrios) ha ayudado a los sectores más vulnerables de la población, entre los que me incluyo yo (por tener más de 65 años). Nos dan prioridades en las filas que hacemos en las tiendas una vez al mes.

Estas tiendas también las monopolizan los especuladores cubanos, pues compran todo con el propósito de vender los artículos y productos a precios más altos. Asi que, en realidad (y debo decir que increíblemente) estamos comiendo muy bien en nuestro hogar. Una de las ventajas que tenemos en nuestro hogar es que no hay ancianos ni tampoco niños.

Lo más increíble sobre todo este fenómeno completamente nuevo de “protestas” es observar los manifestantes del 11 de julio (que, a decir verdad, NO eran pacíficos) ¡Hasta ahora!  ¡Después de que el gobierno ha implementado casi todas las reformas importantes y drásticas por la que hemos luchado durante años!  Les podría dar una larga lista al respecto.

Y si lo piensan, hace cinco años, el presidente de los Estados Unidos visitó Cuba, recorrió diversos lugares con su esposa e hijas, apareció en el programa de televisión más popular de Cuba y se dirigió en vivo a toda la nación… (pero supongo que se le olvidó reciprocar la invitación al presidente cubano).

En realidad, todo era mejor para las personas tanto dentro de Cuba como fuera de la isla. El sector privado cubano… toda la gente… ¡Mucho mejor!

Él afirmó lo siguiente: “El bloque de los Estados Unidos no había funcionado durante casi 60 años y ya era tiempo de intentar algo más” (hacia el mismo objetivo de cambiar el régimen). Sin embargo, Donald Trump se propuso con todo su empeño y poder que esto funcionara.

Pero si era cierto que se eliminarían algunas partes de las sanciones impuestas durante 60 años, ¿cómo sería la vida sin ningún bloqueo? ¡Quién puede decirlo! Los Estados Unidos NUNCA lo han eliminado, a pesar de que todas las naciones del mundo así se la han solicitado ¡28 veces!

Por otra parte, pienso que muchas personas que trabajaban en puestos que no eran seguros o permanentes ESTÁN teniendo más dificultades extremas.

También las personas que no trabajaban del todo y vivían de las remesas provenientes de los Estados Unidos ahora no las están obteniendo (en gran parte debido a las medidas que adoptó Trump), por lo que también están enojadas.

La lógica básica nos diría que no es lo más conveniente para el gobierno cubano hacer que las cosas empeoren para el pueblo o reprimirlos de una forma dramática en un momento de crisis, ¿no es cierto?

Considero que la lógica básica es la siguiente: como se puede observar todos los días en la televisión cubana, el gobierno está trabajando arduamente para intentar resolver nuestros problemas junto con nosotros.

Hay más transparencia que nunca. De hecho, cuando los inmigrantes cubanos en los Estados Unidos comenzaron a sustituir el eslogan de “Patria o Muerte” con “Patria y Vida”, nuestro presidente cambió su eslogan a “¡Ponle corazón a Cuba!”.

Sí, las cosas están difíciles, pero como pueden observar si comparan nuestras cifras con prácticamente las de cualquier otro país, incluidos los Estados Unidos, el gobierno nos está cuidando bien con los programas contra COVID (a mí me dio COVID y estuve en un centro de aislamiento en Cuba, por lo que puedo contar esto de forma directa y personal), a pesar del increíble grado de intensificación del embargo estadounidense, como lo llaman en ese país. Pero el resto del mundo (y los votos de la Asamblea General de la ONU en contra de estas medidas) lo llaman el “bloqueo de los Estados Unidos”, lo que en realidad es similar a la rodilla de un policía sobre nuestras gargantas.

“¡No podemos respirar!”

¿Por qué?

Tengo que agregar una reflexión más: Cuba no es perfecta y nadie dice que lo es, ni siquiera nuestro presidente. Pero el año pasado, el mundo presenció cómo la peor “cara” de la humanidad se refería a los posibles defectos de George Floyd, mientras todos observaban a dos policías que ayudaban al asesino que lo mató lentamente.

¿Será que aquí el verdadero asunto es analizar los “problemas en comparación con las virtudes” de Cuba” o hacer algo realmente para detener lo que el mundo denomina un genocidio contra el pueblo cubano?

Pero todo parece indica que el mundo está organizando su solidaridad, enviando suministros médicos que son difíciles de obtener para que nos podamos hacer pruebas y vacunarnos (¡con vacunas hechas en Cuba!), todos los 11 millones de cubanos.

¿Qué piensa al respecto? ¿Cuál es su postura?

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo