Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

Pueblo Sin Fronteras denuncia las condiciones en las cárceles de inmigración en los EE.UU, y demanda la libertad para todos los inmigrantes detenidos debido al coronavirus

Edgar Reyes  |  Issue: Mayo | Junio 2020
community supporting refugees

La comunidad apoya a los refugiados migrantes llevándoles comestibles. Albergue en Tijuana, B.C. México, diciembre 2019.
FOTO: MARGARITO DIAZ

 

LOS ANGELES, CA – Por años nuestra organización ha denunciado las condiciones inhumanas en las cárceles de inmigración en los EEUU, que con frecuencia son administradas por compañías privadas para obtener ganancias. Las condiciones en las cárceles y prisiones a través de los EEUU eran poco dignas, antihigiénicas y peligrosas antes de la llegada del COVID-19. Esta crisis nos exige demandar que se tomen pasos para mantener la seguridad y la dignidad de los inmigrantes y todas las personas encarceladas.

El gobierno estadounidense siempre ha manejado cárceles de inmigración que son asquerosas. Las autoridades activamente bloquean el acceso a cuidado médico para los detenidos que tienen condiciones previas o que se enferman estando en las instalaciones de inmigración. El personal de Adelanto en California, habitualmente  “ignora todos menos las emergencias médicas más serias” . El año pasado murieron 10 personas durante su detención en las cárceles de inmigración.

 

migrant boy in tent city

Este niño está frente a la tienda de campaña donde vive. Él es uno de miles de niños que vinieron con sus padres como refugiados y solicitando asilo. Tijuana b.C. México, diciembre de 2019.
FOTO: MARGARITO DIAZ

 

Nosotros nos solidarizamos con los esfuerzos hechos por las personas actualmente detenidas que suenan la alarma y abogan por su libertad, como aquellos en los centros de detención en los condados de Etowa y Bristol.

La crisis del COVID-19 es una sentencia de muerte para unos 1.5 millones de personas que están actualmente encarceladas en las prisiones y cárceles de los EEUU. Si el gobierno de EEU no actúa inmediatamente para liberar las personas detenidas, casi todos en la cárcel o prisión serán infectados. Hasta 75,000 personas pudieran morir bajo la guardia de las autoridades de EEUU. Esto es una situación de vida o muerte, y una crisis humanitaria.

Apelamos al Secretario Interino del  Departamento de Seguridad Nacional (DHS, siglas en inglés), de los senadores y congresistas miembros de los Comités de la Seguridad Nacional, y todos las personas relevantes a nivel estatal y federal, a que liberen inmediatamente a todos los inmigrantes encarcelados. Además demandamos que también liberen todos los prisioneros en las cárceles locales, estatales, y federales. Sabemos que para frenar la pandemia del COVID-19 tenemos que acabar con la pandemia del encarcelamiento en masa.

Finalmente, hacemos un llamado a todos los inmigrantes y trabajadores de este país: quizás no nos podemos conocer en persona, pero tampoco podemos quedarnos sin hacer nada. Si una institución no es adecuada para garantizar la salud y la dignidad de las personas que sirven durante un tiempo de crisis, tampoco puede seguir en marcha durante tiempos de prosperidad.

Es ahora el momento para tomar acción y acabar con la pandemia de encarcelamiento en masa.

Edgar Reyes: refugeecaravan@gmail.com

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo