Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

El significado de las elecciones presidenciales del 2020 para los latinxs

de los editores  |  Issue: Marzo 2020
1 year impact of migrant control protocol

FOTO: IMMIGRATIONCOUNCIL.ORG

 

En esta polémica campaña electoral del 2020, los latinos componen el grupo minoritario más grande en el país con derecho a votar en las elecciones presidenciales. A pesar de la promoción del vicepresidente Pence de “Latinos para Trump” y tal vez en respuesta a la virulenta violencia en contra de los inmigrantes por el presidente Trump, latinos se están movilizando para votar en números récord para Bernie Sanders. La campaña “latinos por Bernie” es una instancia de este movimiento.

Encuestas recientes realizadas por Los Angeles Times, The New York Times y Latino Decisions muestran a Sanders como el candidato presidencial demócrata favorito de los demócratas latinos. Tiene una fuerza particular con los jóvenes latinos.

Lo último es particularmente revelador. El 43.5% de los latinos están en el grupo de edad de 18 a 35 años. La juventud del electorado latino refleja el fervor revolucionario de los millennials y la generación Z, y probablemente también su disposición al socialismo. El movimiento Sunrise contra el cambio climático, las manifestaciones a nivel nacional contra la violencia armada, el cierre de oficinas gubernamentales por parte de los Dreamers, los eventos de Black Lives Matter, Bad Bunny y las movilizaciones de “Ricky Renuncia” en Puerto Rico, todos están dirigidos por jóvenes.

La peor parte del ataque de Trump se dirige en contra inmigrantes con el muro fronterizo, las deportaciones aceleradas por parte de ICE, la prohibición contra musulmanes y otros de países pobres, niños en jaulas, barreras a la amnistía política, demoras en DACA, Public Charge, etc. Sin embargo, un gran número de latinos tiene familiares o amigos cercanos y compañeros de trabajo que son inmigrantes vulnerables. Incluso la apariencia física de muchos latinos y otros inmigrantes los cataloga como “extranjeros o no estadounidenses”.

A pesar, las principales inquietudes de los latinos las comparten personas de la clase trabajadora de todas las razas, ya sea que hayan votado por Trump o no en 2016. Tenemos más en común que lo que nos divide. Todos necesitamos viviendas, trabajos, atención médica, educación para nuestros hijos y protecciones del medio ambiente para las generaciones futuras. Sin embargo, estos son exactamente los servicios atacados por el presidente Trump.

La campaña de Sanders y en menor medida la campaña de Warren promueven la atención médica universal, el New Deal Verde para empleos limpios y un ambiente saludable, anulación de la deuda de los estudiantes, programas de vivienda masivos, poner fin al encarcelamiento masivo, terminar las redadas de ICE, desarrollar un camino para la ciudadanía.  Sanders y Warren han colectado fondos de pequeñas cantidades de millones de personas para financiar sus candidaturas. En contraste, candidatos “intermedios” como Biden y Buttigieg, reciben grandes cantidades de dinero corporativo con el fin de asegurar su lealtad. Además, entre los contendientes demócratas se encuentran dos multimillonarios, Bloomberg y Steyer, quienes están financiando personalmente sus candidaturas en la campaña presidencial.

El Partido Demócrata, tradicionalmente el partido de los trabajadores y las minorías, está profundamente dividido. De hecho, en la campaña electoral del 2020 se esclarece que el Partido Demócrata está estrechamente vinculado a Wall Street y los intereses corporativos. Con la creciente automatización y la competencia global, su verdadera naturaleza está siendo expuesta.

Zuckerberg de Face Book y también el poder corporativo de Wall Street han declarado que apoyarán a Trump si Sanders o Warren ganan la nominación del Partido Demócrata, principalmente porque él favorece al pueblo en vez de los ricos, y además propone frenar los excesos de las corporaciones.

Los tiempos drásticos no son el tiempo apropiado para medidas diminutivas. El daño hecho hasta ahora palidece en comparación con lo que implica el continuo dominio de Wall Street sobre nuestra economía, con o sin la reelección de Trump.

Los jóvenes no tienen miedo de las etiquetas como “socialismo”. La gran mayoría de ellos, incluidos los jóvenes latinos, están abiertos para enterarse de qué se trata. Es por eso que “Latinos para Bernie” les atrae. Sí, los jóvenes hablan y convencen a sus padres, eso se reflejará en las encuestas.

El gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo es el lema fundamental de los EE.UU a través de su historia. En realidad, la democracia y el sueño americano fueron fundados en este ideal. Trump y algunos contenedores demócratas manchan de “socialismo” cualquier propuesta popular no favorecida por los ricos. En realidad, lo que ellos desean es su lucro personal y un cheque en blanco para las corporaciones quienes los apoyan.

Estamos luchando en nuestro propio interés como clase trabajadora. Los jóvenes de una raza, la raza humana, son el futuro y apuntan hacia adelante.

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo