Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

AUSTIN TEXAS — Organizaciones al frente de la lucha por los derechos de los inmigrantes

Tribuno Del Pueblo  |  Issue: Enero 2020

En el verano de 2019, miembros del Tribuno del Pueblo viajaron a Austin, Texas, para entrevistar a organizaciones claves en su lucha por los derechos de los inmigrantes. Hablamos con Jolt, Grassroots Leadership, Proyecto de Defensa de los Trabajadores y la Red de Santuarios de Austin.

Descubrimos que Austin a menudo se considera un “punto azul en un mar rojo” debido a su esfuerzo por ser una ciudad progresista en medio de los condados conservadores de Texas.

A pesar de ser catalogada como una de las ciudades más progresistas de Texas, los miembros de la comunidad hablaron de los obstáculos que enfrentan los inmigrantes en Austin.

Las organizaciones locales están constantemente luchando contra la legislación antiinmigrante, al mismo tiempo que buscan crear una comunidad donde los inmigrantes puedan sentirse seguros.

Después de las elecciones de 2016, Austin se empoderó para proteger a su comunidad inmigrante en todas sus formas. Ya sea mediante la elección de mejores funcionarios, la lucha contra SB4 y otras legislaciones discriminatorias, o mediante la creación de un sistema de defensa para preparar a los inmigrantes contra los avistamientos de ICE, las organizaciones de Austin han cumplido su misión de detener todo ataque adicional contra la comunidad inmigrante.

 

Proyecto Defensa Laboral: ‘Construyendo poder para las familias Trabajadoras’

Proyecto Defensa Laboral, Ana Gonzalez

 

Workers Defense Project

Defensa Laboral es una de las organizaciones que luchó en contra de SB4.

 

El Proyecto de Defensa de los Trabajadores se estableció en el 2000. Somos una organización de miembros de base. Tenemos oficinas en Austin, Dallas y Houston. Empoderamos a los trabajadores con salarios bajos. Durante los últimos 10 años hemos estado construyendo poder para familias trabajadoras en Texas.
Tenemos un enfoque estratégico en la construcción. Aproximadamente el 50% de la fuerza laboral y las nuevas construcciones son hechas por trabajadores indocumentados. Texas es el estado más mortal cuando se trata de construcción. Un trabajador muere cada tres días en Texas.
El estado legal de los trabajadores los hace vulnerables. Vemos diferentes casos donde los trabajadores tienen miedo de presentarse debido a su condición.
Investigamos y descubrimos que uno de cada cinco trabajadores de la construcción son víctimas del robo de salarios. Y uno de esos tres será víctima de represalias si presentaran un reclamo salarial.
Ayudamos a los trabajadores que son víctimas de lesiones en el trabajo. Solo el 40% de los trabajadores tiene acceso a la compensación para trabajadores. Texas es el único estado que no requiere compensación laboral en el país.
Todas estas cosas ayudan a hacer de la construcción una industria de $ 1 mil millones. Este dinero no se destina a los trabajadores, las personas que están construyendo nuestro estado. Los salarios de Texas son muy bajos.
Hemos estado trabajando en torno a la inmigración desde 2016 cuando Trump fue elegido. Cuando esto sucedió, Texas fue envalentonado y potenciado por este presidente.
En 2017 la sesión legislativa impulsó SB-4, un proyecto de ley que se convirtió en ley que permite a las fuerzas del orden público preguntar sobre el estado de inmigración. Es una ley de perfil racista que está atacando directamente a nuestra comunidad. Nos organizamos con otras organizaciones en Texas, en diferentes ciudades y presentamos una demanda contra el estado de Texas. El caso aún está en curso.
Desde entonces, nos hemos concentrado en hacer que la comunidad conozca sus derechos – que sepa qué hacer si ICE llega a la puerta o al lugar de trabajo. Tener todo en su lugar si ese es el caso.
También hemos trabajado con muchas organizaciones, incluyendo United We Dream, Grassroots Leadership aquí en Austin para aprobar una política a nivel de la ciudad llamada Freedom Cities. Esto permitirá varias cosas.
El primero es la responsabilidad y la transparencia del departamento de policía de Austin, para saber cuándo y cómo están preguntando sobre el estado de inmigración y tener acceso a esa información si alguien es arrestado.
También permite que los delitos de bajo nivel no se conviertan en un delito arrestable. Por ejemplo, no tener una licencia de conducir. Este es solo un ejemplo de un delito de bajo nivel porque sabemos que un arresto puede ser el principio proceso de deportación.
Necesitamos asegurarnos de que estamos luchando de la manera que podamos y realmente participar en el trabajo que hacemos. Necesitamos realmente enfrentarnos a esta retórica y este odio contra nuestra comunidad. 

 

‘Haz lo que crees’

Red de Santuario de Austin, Betsy Landaker

 

Miembros de la iglesia St. Andrew Presbyteria

Miembros de la iglesia St. Andrew Presbyterian en Austin.
FOTO: ST. ANDREWS PRESBYTERIAN CHURCH

 

Austin Sanctuary Network es una organización afiliada a la Iglesia Presbiteriana St. Andrews, dedicada a ayudar a la comunidad en Austin, Texas.

Betsy Landaker. St. Andrews es administrado por voluntarios y sirve principalmente a comunidades que hablan inglés, español y vietnamita. A medida que más personas se enteran del trabajo caritativo de la organización, más crece la necesidad de recursos y espacio.

Como creyentes firmes en el lema “Haz lo que crees”, la Sra. Landaker nos habló sobre los múltiples recursos que proporcionan para su comunidad. St. Andrews no solo brinda refugio a los inmigrantes, sino que también administra un jardín y una despensa de alimentos en colaboración con el Banco Central de Alimentos de Texas.

Mientras hablabamos con la Sra. Landaker, los voluntarios se preparaban para su campaña anual de suministros escolares, así como para su despensa de alimentos, que ayuda a entre 100 y 350 personas.

La Sra. Landaker también nos habló sobre otra campaña previa que hicieron par cuatro mujeres que perdieron todo en un incendio. La iglesia organizó una campaña y les proporcionó ropa, comida y cualquier otra cosa que pudieran necesitar dentro de una semana.

St. Andrews también ayuda a las personas sin hogar al proporcionar la dirección de la iglesia como su dirección postal. Además, la iglesia ayuda a los miembros a organizar su información fiscal y los registra para votar. El objetivo de la Iglesia Presbiteriana de St. Andrews es proporcionar un espacio acogedor para que los miembros de la comunidad se reúnan y se ayuden unos a otros.

Junto con su misión de proporcionar recursos para su comunidad, St. Andrews proporciona santuario a Hilda Ramírez y su hijo, Ivan. Hilda e Ivan han estado en el santuario durante aproximadamente tres años y han sido multados con más de $ 300,000 por no deportarse.

Recientemente, sin embargo, ICE notificó a Hilda y a otras seis mujeres en santuario que ya no las multará. Hilda es una socia vital de Austin Sanctuary Network y sin su coraje para contar su historia, esto no hubiera sido posible. La Iglesia Presbiteriana de St. Andrews y la Red de Santuarios de Austin no solo brindan recursos muy necesarios a las personas, sino que empoderan a las comunidades de todo el país.

 

Jolt Texas

Jolt Texas, Antonio Arellano

 

Poder XV

Poder XV tuvo el objetivo de registrar más votantes latinx en Texas.
FOTOS: JOLT

 

Jolt Texas es una organización que tiene como objetivo empoderar a la comunidad Latinx en Austin, Texas. Los inmigrantes a menudo se representan como una minoría, pero de hecho, uno de cada tres tejanos son inmigrantes o hijos de inmigrantes.

La población de Latinx se entrelaza profundamente con la comunidad inmigrante, por lo que Jolt Texas alienta a los miembros de su comunidad a no centrarse en la retórica negativa, sino a trabajar para cambiarla.

Hablamos con Antonio Arellano, director ejecutivo interino de Jolt Texas, para discutir su icónica protesta de Quinceañera. Jolt llegó a los titulares nacionales en 2017 cuando organizaron una protesta contra SB4; una legislación discriminatoria que permite al gobierno local y la policía hacer el trabajo de los agentes federales de inmigración.

SB4 prohíbe que Austin se convierta en una verdadera ciudad santuario y para combatir esto, Jolt organizó una protesta en el capitolio del estado de Texas con jóvenes latinas que protestaron vistiendo vestidos de quinceañera.

Después de las elecciones de 2016, Jolt Texas se movilizó como nunca antes y decidió abordar las cosas a través de un lente cultural.

La protesta de Quinceañera de Jolt no solo creó conciencia sino que fue el comienzo de una nueva iniciativa. “Poder XV” es una campaña organizada por Jolt que aprovecha las voces de las jóvenes latinas. El objetivo de la campaña es registrar más votantes latinx en Texas. Como un regalo para la quinceañera, se anima a los invitados a registrarse para votar en la ceremonia. Durante la celebración, la Quinceañera da un discurso para motivar a sus invitados y enfatiza el poder del voto Latinx.

En las próximas elecciones de 2020, Jolt Texas busca un líder que esté listo para comenzar a proteger a las comunidades marginadas. Una reforma migratoria integral debe ser una prioridad y los solicitantes de asilo deben ser validados.

Según Antonio, los presidentes anteriores no han podido proteger a la comunidad inmigrante y la administración actual solo ha aumentado el miedo y la ansiedad con la que los inmigrantes lidian a diario.

Particularmente en Texas, el gobierno ha fallado a la comunidad inmigrante a través de leyes discriminatorias, al no proteger contra los ataques raciales y al no proporcionar recursos para las víctimas de violencia doméstica y sexual.

La colaboración del Departamento de Policía de Austin y ICE es una prueba más de la traición del gobierno de los residentes de Austin. Jolt Texas busca empoderar a las comunidades latinas e inmigrantes recordándoles su propio poder político y alentándolos a luchar.

 

Grassroots Leadership:  ‘La gente sigue luchando por quedarse, no se da por vencida’

Grassroots Leadership, Claudia Muñoz

 

Ilustración por Oscar Torres

Ilustración: Oscar Torres

 

Debido al trabajo que realiza Grassroots Leadership en términos de encarcelamiento masivo e inmigración, EL Tribuno del Pueblo entrevistó a Claudia Muñoz, codirectora ejecutiva interina del programa de inmigración de Grassroots Leadership. Nos centramos especialmente en el trabajo que están haciendo en deportaciones.

SB-4 es una ley que de cierta forma obliga a la policía a trabajar con inmigración. No hemos visto mucha resistencia realmente de la policía o la Alguacil, ellos han aceptado esta ley y se han apegado a ella.

Nosotros trabajamos con una política local que se llama Freedom Cities (Ciudades de Libertad). Hay un requerimiento de que la Policía tiene que decirnos cuantas veces colaboraban con inmigración. Nos dimos cuenta por medio de reportes de la policía que habían dado información a inmigración alrededor de más de 300 veces. Eso es 300 veces Inmigración pidió información de la policía y la policía se le dio.

También nosotros estamos trabajando por mucho tiempo para cerrar el centro de detención Hutto. Claro debido a las condiciones pero también porque habido muchos casos de abuso sexual. Tenemos eventos varias veces para llamar atención a lo que estaba pasando ahí. Hay una fuente de resistencia en la comunidad.

El año pasado cuando fueron detenidas muchas madres y separadas de sus hijos empezamos un programa de visitas y por medio de ese programa se puede visitar a las detenidas ahí.

Hay una fuente de resistencia en la comunidad. La comunidad esta organizada en diferentes ámbitos, hay varias grupos como el de nosotros donde la gente se organiza, donde la gente no se deja.

Aun con el SB-4 hubo mucha gente que se fue del estado. Pero hubo mucha gente que se quedó. Se quedó a pelear y aún bajo el régimen político que estamos viviendo, sigue luchando por quedarse. No se da por vencida.

Cuando Trump anuncio las redadas (julio 2019), nosotros hicimos un llamado comunitario. Tenemos lo que es Rapid Response o lo que le llamamos Respuesta de Emergencia, que cuando hay alarma de que cuando el numero de ICE ha incrementado su presencia en las calles. Se da alarma de que va a haber operativos.

Nosotros sonamos la campaña y pedimos que personas vengan y nos ayuden, más que nada aliados de la ciudad, entonces como 300 personas respondieron a la llamada. Pusimos volantes en al menos 1000 casas.

Personas de la comunidad nos dijeron que ellos pueden ver la diferencia de como ahora la comunidad está más unida. Ahora la gente sabe que no debe de abrir la puerta a ICE. Ellos saben que si viene ICE y se encierran en sus carros y personas se ponen alrededor de carro, ICE se va a ir.

Tenemos un programa, ‘La migra en la mira’. Hay muchas personas listas para tomar acción si alguien esta siendo arrestado. Tenemos personas en lugares estratégicos de la ciudad donde la migra usualmente va.

El punto de estas redadas (julio 2019) ni siquiera son las redadas, más bien era instiguir el pánico. Se dijo que iban a agarrar como a dos mil personas y al final fueron como 44.

Para nosotros era importante que la gente no entrara en pánico. Nosotros queríamos que la gente supiera, una, te vamos a decir en tiempo real lo que esta pasando y dos no estas solo. Cuando tu salgas a la calle, te subas a tu carro, tal vez estés solo en tu carro pero alrededor de ti hay cientos de gente lista para hacer algo.

Nosotros lo que queríamos es darle la contra a esta narrativa de pánico y creo que lo logramos.

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo