Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

El derecho a la vivienda vs. la obtención de ganancias

Andy Willis  |  Issue: Julio | Agosto 2019
public meeting

CHICAGO — Cerca de 200 personas asistieron a la reunión pública para obtener 100 viviendas, 100% asequibles.
FOTO: ANDY WILLIS

 

El 25 de abril, la comunidad de Logan Square en Chicago se hizo presente en una reunión realizada apenas a un cuarto de milla del lugar donde se encuentra un campamento de indigentes.

Esta audiencia pública para obtener 100 unidades de viviendas 100% asequibles en medio de uno de los mercados inmobiliarios de mayor demanda dentro de la ciudad fue el resultado de una enorme presión pública.

Durante años, una amplia coalición de grupos comunitarios, iglesias y concejales progresistas se han organizado para poder llegar a este punto. Más de 600 personas se amontonaron en el gimnasio de la Escuela Secundaria Logandale, donde se llevó a cabo la reunión. Quienes apoyaron el proyecto superaron a aquellos que se oponían a este en una proporción de casi 5 a 1.

Muchos de los presentes han experimentado hasta dos y tres veces el precio incosteable de sus viviendas debido al aumento de alquileres y a los especuladores de propiedades. En los últimos 10 años, unas 20.000 familias latinas han sido víctimas de desalojos.

Este es un barrio en el que algunas de las personas desalojadas han muerto de frío en las mismas calles donde alguna vez vivieron. Hay mucho en juego en esta lucha, pues se trata de los derechos de los seres humanos contra los derechos de los urbanistas.

La reunión se organizó de forma tal que todos pudieran hablar. Pero esto no ocurrió de la forma en que se había planificado. Básicamente, la comunidad, que ya ha sufrido mucho y durante mucho tiempo, echó del estrado a todos los grandes propietarios, agentes de bienes raíces o arrendadores que se oponían al proyecto.

Chicago asigna cientos de millones de dólares a viviendas públicas y a su mantenimiento. Los fondos provienen del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés), pero la Autoridad de Vivienda de Chicago (CHA, por sus siglas en inglés) los ha acaparado y sucesivas administraciones corruptas de la ciudad no los han puesto a disponibilidad del público durante los últimos 20 años.

A través de artimañas y manipulaciones políticas, este dinero no se utiliza en aquellas personas que necesitan viviendas. En lugar de ello, mediante vacíos fiscales y otros mecanismos, se ha asignado el dinero a grandes urbanistas privados.

Tan solo una semana antes de la reunión, se aprobó que más de 2 mil millones de dólares de fondos de los contribuyentes se entregaran a una empresa (Sterling Bay) que construirá una urbanización cerrada con apartamentos de lujo.

Por supuesto que 100 viviendas asequibles solo representan una mínima parte en una ciudad en la que hay 80.000 indigentes y miles de personas más no tienen la seguridad de poder permanecer en sus viviendas.

Recientemente, los residentes de Chicago acudieron a las urnas y exigieron a sus políticos que efectúen cambios. Actualmente, la especulación de propiedades es una de las empresas que generan más ganancias.

Así que ¿cómo podemos ganar la batalla en torno a las viviendas?

Solo podremos ganar cuando los propietarios de casas que pagan impuestos demasiado altos, las personas que alquilan viviendas y se sienten amenazadas y los indigentes se unan por una causa en común. La vivienda es un derecho humano que todos merecen tener y esto debe presentar una prioridad.

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo