Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

Reverenda Dra. Beth Johnson: Fin a la militarización de la frontera

Cathleen Williams, entrevistadora  |  Issue: Febrero | Marzo 2019
activistas religiosos en la frontera

El 10 de diciembre, los agentes de la Patrulla Fronteriza, en traje de equipo antidisturbios, se enfrentaron a activistas religiosos en la frontera de EE. UU. Y México.
FOTO: PALOMAR UNITARIAN UNIVERSALIST FELLOWHIP

 

Se necesita coraje arrodillarse frente al poder; para ponerse de rodillas a los pies de agentes fronterizos, muy armados, parados entre ti y el muro de alambre que ha sido erguido entre los EE. UU. y México.

Pero los estadounidenses que se aproximaron a la frontera el 10 de diciembre, 2018 junto a sus pastores, sus ministros, sus rabinos, sus imams, y otros líderes religiosos–tuvieron ese coraje.

La reverenda Dr. Beth Johnson, MInistra de la Palomar Unitarian Universalist Fellowship en Vista, California, se unió al vigilio en la frontera ese día, también representando la Campaña de las Personas Pobres: Un LLamado Nacional al Rescate de la Moral. Ella compartió su historia con el Tribuno del Pueblo / People’s Tribune.

“Primero caminamos hacia la frontera, uno por uno, sobre el camino lodoso, pensando en la travesía larga que las personas que buscaban asilo habían hecho, y diciendo los nombres de los migrantes asesinados por la patrulla fronteriza.

“Sobre la arena movediza, nos acercamos a la zona donde se aplica la ley de inmigración, el muro de rejillas que separa San Diego de México. Entendíamos que esta era una frontera artificial recién instalada. En el Friendship Park (Parque de la Amistad) nos encontramos con 40 agentes fronterizos llevando escudos, en su armadura antidisturbios, armados con bastones y gas lacrimógeno, parados frente el alambre concertina.

“De manera simbólica rociamos la tierra con agua, como parte de un rito. El agua no sabe de fronteras. Vimos la libertad de la palomas balanceándose más allá de las barreras.

“La patrulla fronteriza nos dijo que no podíamos seguir avanzando. Entonces fue cuando los líderes del grupo se pusieron de rodillas y rezaron silenciosamente. Los agentes de la frontera se sorprendieron ante esto– ver a personas con prendas de clerico. De manera ridícula repetían “no queremos ninguna violencia.” Pero seguimos avanzando, poco a poco. Alrededor de 30 personas fueron detenidas.

Hicimos el llamado de acción Love Knows No Borders (El amor no conoce fronteras) lanzado por el American Friends Service Committee (AFSC). Las tres metas del día fueron:

Un llamado a los EE. UU. de respetar el derecho humano de migrar, acabar con la militarización de la frontera, y un fin a las detenciones y deportaciones.”

Según Pedro Ríos, director del programa de Frontera EE. UU./México de AFSC basado en San Diego, lo que muchas personas no reconocen es que las políticas del presidente Trump continúan una tendencia que comenzó mucho antes que él tomara su puesto. Sobre las décadas pasadas, las pólizas bajo cada administración – sin importar de cual partido- han sistemáticamente militarizado las comunidades de la frontera del sur. Criminalizando millones de inmigrantes y creando condiciones represivas desde California hasta Texas.

“ Nos arrodillamos para servir como testigo moral a esta inhumanidad. Más personas necesitan entender lo que está pasando. Mi corazón todavía está en la frontera, dijo la Reverenda Beth.

Para más información sobre la militarización de la frontera, vea la declaración del ACLU, “La militarización de la seguridad pública en las Américas, sometido a la Inter-American Commission on Human Rights (Comisión Interamericana sobre los Derechos Humanos) , December 2018.

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo