Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

La oposición contra SB-4 crece

José Torres y Manuel Torres  |  Issue: Septiembre | Octubre 2017

Lo que el gobernador de Texas Greg Abbott está tratando de hacer es que la gente de Texas se adorrille. En la primera sesión legislativa, fue capaz de aprobar SB-4, el “proyecto de ley de ciudades anti-santuario”, que se convierte en ley el 1º de septiembre.

Mientras tanto, él está preparándose para su reelección y está cortejando el voto “hispano” aquí en el valle de Rio Grande y el sur de Texas. En general, él le dice a los texanos que lo que estamos escuchando acerca de SB-4 es sólo “promulga miedo” y que la ley “no plantea ninguna amenaza para nadie que no es un criminal”, que es una mentira descarada.

Sólo leyendo el texto de la ley, sabemos que todos los tejanos hispanos están sujetos a interrogatorio por cualquier oficial de la ley. En la campaña electoral, menciona que está casado con una mujer hispana. Pero eso en sí mismo no significa nada progresivo. Simplemente trata de lavarse las manos fingiendo que no es racista o que apoya las leyes racistas.

Toda esta histeria anti-inmigrante difundida por la elección de Trump ayudó para la aprobación de Abbott entre los blancos, mientras que la desaprobación entre los hispanos ha subido a raíz de SB-4. Justo después de firmar el proyecto de ley, el gobernador y fiscal general Ken Paxton lanzó un ataque preventivo.

Ellos han estado tratando de hacer lo mismo con el proyecto de ley del uso de sanitarios de Texas, pero esta vez estos legisladores de extrema derecha se enfrentan a las gigantes corporaciones globales de IBM, Apple y Facebook que han despachado a unos 20 ejecutivos para ayudar a los legisladores con un montón de sobres lleno de efectivo, al estilo de Texas.

Estas corporaciones tienen el dinero para hacer leyes o derogarlas. Esa es la forma en que hacen su negocio. Se trata de dinero y ganancias y no les importa la comunidad LGBT.

Las tensiones en el Capitolio son los resultados directos de las tensiones en nuestras comunidades en todo Texas. Antes de que SB-4 se convirtiera en ley el 1 de septiembre, muchos policías estatales, los diputados del condado y la policía local ya la estaban aplicando diariamente. Estas dos últimas sesiones han sido llamadas las “sesiones de opresión”.

Texas tiene una larga historia de negación de nuestros derechos civiles y humanos básicos desde los días en que luchamos por el derecho a hablar nuestro propio idioma, a tratar de organizar a los trabajadores agrícolas para obtener derechos de negociación colectiva para ganar el salario mínimo, Mejores condiciones de trabajo.

Lo que hemos ganado cuando las reformas fueron posibles está siendo destruido por un grupo de derechistas que han tomado el control del gobierno estatal. Por lo tanto, su respuesta es la represión y el fascismo absoluto. Eventualmente, si no organizamos, no se detendrán ante nada para asegurar que se mantenga esta propiedad privada capitalista moribunda.

Poco a poco, la comunidad está respondiendo con resoluciones contra SB-4. Ciudades pequeñas como El Cenizo o condados enteros como el Condado de Cameron y ciudades más grandes como Dallas y Austin han enviado un mensaje a Abbott que su retórica anti-inmigrante no es bienvenida en nuestras comunidades.

Si bien la intención general es mantenernos divididos, nos permite grandes oportunidades de unirnos. Necesitamos las necesidades básicas, que el capitalismo no puede proporcionar más. Nuestro plan es defendernos de los derechistas y podemos ganar porque su fundamento está muriendo. Por lo tanto, nuestra bandera dice, “adelante marchamos para la abrogación de SB-4! ¡Unámonos en una causa común, tejanos!

Los demócratas están siendo completamente atropellados por los republicanos. Ellos están pidiendo que la gente salga a luchar contra el movimiento fascista de derecha. Esto debería haber sido hecho desde hace mucho tiempo. Ahora, hasta cierto punto, es tarde. Estamos siendo dirigidos por líderes demócratas ineficaces que se sienten y permiten a los derechistas controlar la política de Texas, de manera que, en esencia, “No hay democracia en Texas”.

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo