Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

El pueblo está contigo

Austin Correspondent  |  Issue: Marzo 2017

El 31 de enero de 2017 mil personas se reunieron en apoyo de la comunidad musulmana fuera del Capitolio en Austin, Texas. Este esfuerzo de apoyo a los inmigrantes es parte del desarrollo de resistencia en contra de la política de ICE del Presidente Trump.

La siguiente semana la legislatura de Texas llevó acabo una audiencia sobre legislación de ley del Senado # 4, dicha legislación deshace el derecho de las ciudades del estado de ser lugares de santuario. Más de 500 personas a través del estado testificaron en contra de dicho proyecto de ley. El gobernador Greg Abbott prometió promover el proyecto de ley como un tema de emergencia ante la legislatura .

Abbot ya ordenó que el estado le negara $ 1.5 millones de dólares al condado de Travis en el sur de Texas, después de que la recién elegida Alguacil Sally Hernandez dijó que su oficina no detendrá a prisioneros de su cárcel para posible deportación, salvo en casos de haber cometido crimines violentos. Esos fondos iban a ser utilizados para la educación sobre violencia domestica y una corte especial para veteranos.

Para el 7 de febrero de 2017 una serie de enmiendas fueron agregadas. Una de ellas es una disposición criminal que haría negarse a ejectutar una de orden federal para la detención de alguien un delito menor castigable hasta con un año de prisión.

Otra disposición multaría a agencias locales entre $ 1000.00 a $ 2500.00 por infracciones continuas, esto incluye oficiales de ley en los colegios. Esta disposición negaría dineros estatales a entidades locales que no entregan a inmigrantes en custodia policial y quienes están en espera a ser deportados.

Este es el proyecto del gobernador y el estado de Texas de deshacerse de todos nosotros al primero atacar a la comunidad musulmana. Todos los otros inmigrantes, y hasta oficiales elegidos serían destituidos de sus puestos inmediatamente si los encuentran quitado culpable de dicha conducta.

Aunque parece un ataque en contra de un sector de los demócratas quienes están a favor de dar santuario a los indocumentados, no lo es. Esto es el principio de algo más grande y peligroso: Un ataque en contra de nuestra democracia y nuestra clase.

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo