Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

¿Que promete P.R.O.M.E.S.A. en Puerto Rico?

Pedro Angel Rivera  |  Issue: Mayo | Junio 2016
Puerto Rico P.R.O.M.E.S.A.

SAN JUAN, PUERTO RICO—La marcha del 1ro de mayo, la mas masiva en anos. Todos contra la junta de control fiscal. P.R.O.M.E.S.A. que promete eliminar lo que queda de derechos laborales, como el derecho a la huelga y a los convenios colectivos de los trabajadores organizados; eliminación del salario mínimo federal para los jóvenes de menos de 25 años; despidos masivos de trabajadores en el servicio público, más recortes en los servicios de educación, salud y transportación pública; eliminación de leyes protectoras del ambiente y desde luego eliminación del poco espacio de autonomía política que se le prometió al gobierno colonial de Puerto Rico en el 1952.
FOTOS: Pedro Angel Rivera

 

Las frases crisis financiera y deuda impagable han servido de sombrilla ideológica a todo el reportaje y análisis del problema social que enjaula a los puertorriqueños que vivimos en el archipiélago llamado Puerto Rico. Según uno de los varios reportajes más recientes El notorio Fondo Monetario Internacional, verdugo financiero de países a través del mundo, Puerto Rico debe mirarse al espejo y ver un futuro de “menos empleos y más emigración”. Ante un panorama de decreciente economía durante los futuros cinco años y luego de una recesión e económica en picada desde el 2006; los economistas locales como Vicente Feliciano, y docenas más como este sicario intelectual   al servicio del gran capital, declaran desfachatadamente: “Es mejor un final horroroso que un horror sin fin. Necesitamos ponerle fin a esto porque lo otro es prolongar la agonía”. ¿Y que querrá decir el economista Feliciano cuando cotorrea este apocalíptico comentario? ¿A que se refiere?

Comentarios como el citado anteriormente se refieren a la ya notoria Junta de Emergencia Fiscal, llamada descaradamente por sus siglas en inglés P.R.O.M.E.S.A.

P.R.O.M.E.S.A. promete un futuro  aterrorizado por los buitres del capital financiero, como en el caso de ciudades como Detroit y Flint.  Un número aún mayor de  la población boricua de Puerto Rico continuará  desplazándose  desesperadamente a otro estados y ciudades en busca de empleos y oportunidades para refugiarse del huracán económico que los azotará con más fuerza que  el estallido de la llamada burbuja de hipotecas de viviendas apenas 8 años atrás, la edad del niño cuya escuela probablemente  cerrará  P.R.O.M.E.S.A.  una vez comience a implementar sus promesas en Puerto Rico.

Además, P.R.O.M.E.S.A promete eliminar lo que queda de derechos laborales, como el derecho a la huelga y a los convenios colectivos de los trabajadores organizados; eliminación del salario mínimo federal para los jóvenes de menos  de 25 años; despidos masivos de trabajadores en el servicio público,  más recortes en los  servicios de  educación, salud y  transportación pública; eliminación  de leyes protectoras del ambiente y desde luego eliminación del  poco espacio de autonomía política que se le prometió al gobierno colonial de Puerto Rico en el 1952. En fin, P.R.O.M.E.S.A. promete formalizar  la dictadura que  la plutocracia financiera de los E.E.U.U. y sus socios menores en Puerto Rico han ejercido sobre todos los asuntos de vital importancia para todos y todas las personas que habitamos y laboramos en este archipiélago caribeño , desde que el gobierno federal norteamericano  invadió  nuestras islas en 1898.

La pregunta que nos obliga a concluir esta reseña es ¿Como vamos a combatir a esa plutocracia que nos hace la vida cada día más insoportable?

Si las juntas de emergencia fiscal son instrumentos que se aplican para abolir la posibilidad de una verdadera participación  democrática para resolver nuestros asuntos vitales; si las Juntas de Emergencia Fiscal no distinguen fronteras nacionales ni étnicas demoliendo con sus instrumentos neofascistas la poca democracia formal  que quedaba en Detroit, en Flynt y en  Puerto Rico;si lo que promete P.R.O.M.E.S.A. en Puerto Rico es más de lo mismo que ya hizo en Detroit y Flint y hasta quizás peor: ¿que esperamos entonces para movilizarnos y combatir doquiera que se encuentre cada una de estas Juntas neofascistas del capital financiero parasitario?

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo