Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

De Ferguson para el Valle del Río Grande

Juan Torres y Manuel Torres  |  Issue: Abril | Mayo 2015
protest against militarization of border

Los pueblos de los dos lados de la frontera Mexico/EE. UU. protestan en contra de la continúa militarización y la separación de familias.
FOTO: Adrian

 

WESLACO, TX — Soldados de la Guardia Nacional, la policía del estado, agentes de la Patrulla Fronteriza, los Texas Rangers y grupos especiales patrullan 100 millas de la frontera México/EE. UU. aterrorizando a la población. ¿Es en Ferguson, MO? ¡No! Es el Valle del Río Grande del Sur de Texas, la zona más pobre de los EE. UU. El gobierno de los EE. UU. con la excusa de “asegurar las fronteras” se ha visto un incremento masivo de vigilancia policial y se ha convertido en un país en estado de sitio y temor.

Desde San Antonio a Corpus Christi, Laredo, McAllen y Brownsville, Texas, esta tierra conocida en tiempos históricos como el “Nueces Trace” fue la razón que en la década de los1840 los EE. UE.. lanzara su guerra de agresión contra México. Esta zona ha visto su cuota de violencia y migraciones de México durante la Revolución Mexicana de 1910, la primera y la segunda guerras mundiales. En la actualidad con la globalización y los tratados de libre comercio, refugiados de América Central están inmigrando, escapando de la pobreza, la violencia y la opresión causados por las mismas políticas económicas.

Usted puede preguntar, ¿Por qué tanto policía y equipos militares? ¿Estamos esperando una guerra o una invasión extranjera? ¿Son estas medidas diseñadas para proteger al público de un enemigo extranjero? ¡Piense otra vez! El gobierno de EE. UU. no esperaba que el pueblo estadounidense del sur de Texas saliera en defensa de los niños inmigrantes. Este gobierno esperaba todo lo contrario. Se esperaba que los estados de la frontera sur rechazaran estos refugiados pobres, deportarlos de inmediato, en lugar de la prestación de asistencia y protección. A la vista de esto, estas armas pueden y van a ser utilizadas en contra de los trabajadores que resisten y exigen una respuesta humanitaria de las crisis actuales en las fronteras en lugar de más militarización. Se están realizando esfuerzos en algunas ciudades fronterizas para restringir los derechos de los trabajadores a reunirse libremente, a protestar y alzar la voz contra las políticas del gobierno como las ordenanzas contra la música alta o “merodeo” en la vía pública. En respuesta a esto, los trabajadores de la “Valluco” están organizando caravanas a Austin, Texas para llamar la atención sobre las crisis actuales y encontrar soluciones reales en lugar de más armas y cárceles.

A este gobierno no le importa los  refugiados o el trabajador estadounidense desempleado y subempleado, que están siendo forzados fuera del sistema capitalista actual por no encontrar trabajo y cada vez son externos a él. La clase capitalista estadounidense requiere un aumento dramático de policías para enfrentarse a esta nueva clase de trabajadores que luchan para evitar acabar en la esclavitud y la miseria. Los que gobiernan temen de que ya no nos veamos como blancos, afro americanos, chicanos, mexicanos, centro y sur américanos, pero como trabajadores americanos destinados a romper nuestras cadenas y establecer una sociedad basada en la cooperación y la igualdad.

Lo que está ocurriendo en Los Ángeles, Ferguson, Nueva York y el Valle del Río Grande no es un accidente sino un esfuerzo coordinado para empujar a los trabajadores estadounidenses de vuelta a los días de la esclavitud.

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo