Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

Murrieta sacude la conciencia del pueblo norteamericano

Democracy Now  |  Issue: Septiembre 2014
San Bernardino, CA

Comunidades del sur de California dieron la bienvenida a los niños refugiados. Este es un evento entre muchos. San Bernardino, CA 07 2014 | Madre de 22 años de edad con su hijo. Ellos fueron transportados de Texas por las autoridades de inmigración a California. Ella contesta preguntas en una rueda de prensa en San Bernandino , Calif. Julio 2014
FOTO: Chuck Parker

 

Abajo imprimimos parte una entrevista de Enrique Morones, director de Angeles de la Frontera de San Diego, dada el 11 de julio al programa “Democracy Now”.

Lo que observé fue la libertad de expresión en acción, que es compatible con todo el mundo. Los manifestantes estaban en la acera, gritando sus consignas y así sucesivamente. Entonces vi a los tres autobuses que se acercaban.

Quiero dejar muy claro que esos autobuses fueron rechazados por la policía de Murrieta, no por los manifestantes –porque cuando que los autobuses se acercaban, la policía de Murrieta se puso adelante de los autobuses y los bloquearon. Lo cual no tuvo absolutamente ningún sentido. Los autobuses podrían haber seguido a las instalaciones de la Patrulla Fronteriza.

Cuando le pregunté a la policía, “¿Por qué están haciendo esto?”, algunos de los manifestantes se bajaron de la acera. Finalmente alrededor de 25 de los 50 manifestantes se bajaron de la acera, al igual que de 25 a 30 personas de los medios.

De los 50 manifestantes anti inmigrantes, alrededor de la mitad eran de Murrieta, y aproximadamente la mitad eran ex Minutemen, los neonazis y los miembros de la Federación Americana para la Reforma Migratoria – personas que han estado practicando el odio durante mucho tiempo. Son muy peligrosos porque el hablar de odio conduce a acciones de odio.

Independientemente de cómo se siente acerca de este problema, de qué lado del espectro político se encuentre uno, debemos de entender que se trata de niños y tenemos que abrazar y amar a nuestros hijos. Una sociedad es juzgada por la forma en que trata a nuestros hijos.

Lo que vimos ese día fue el peor espíritu norteamericano, y creo que ese momento vivirá en la infamia, pero puede convertirse en el punto de inflexión en este tema de la inmigración. El mundo entero vio en sus pantallas el odio de esas 50 personas; y la conciencia del pueblo estadounidense está diciendo: “Eso no es lo que somos.”

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo