Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

“Juntos hacia adelante – ¡Ni un paso atrás!”

John Slallugher  |  Issue: Marzo | Abril 2014
group of young people take their demand to the Moral Monday Rally

North Carolina—El 8 de febrero un grupo de jóvenes llevan su demanda a la protesta de Moral Monday, “Arriba con la educación, Abajo con la deportación.”
Foto: Susan Melkisethian

 

El pasado 8 de febrero, en Raleigh, Carolina del Norte, el movimiento denominado Moral Monday (lunes moral) logró reunir a una creciente cantidad de personas de todo el sur, en una concentración masiva calculada entre 80,000 y 100,000 participantes. Impulsado por Moral Monday de Carolina del Norte, este creciente movimiento se está propagando y ampliando en Georgia, Alabama, Carolina del Sur, Tennessee y otros estados. La concentración representó el inicio del 2014, especialmente del denominado “Freedom Summer 2014” [verano de libertad 2014], en conmemoración del 50 aniversario del movimiento “Freedom Summer” en el sur.

El reverendo William Barber, presidente de la NACCP en Carolina del Norte y uno de los dirigentes de Moral Monday en ese estado, habló sobre el significado de este movimiento ante  la multitud reunida para lanzar Moral Monday en Georgia el pasado 13 de enero. En este estado, Moral Monday ha realizado actividades que exigen la ampliación de servicios de Medicaid y de atención a la salud para todos,  la derogación de la ley denominada Stand Your Ground  [Defiende tu posición] y el acceso a educación de calidad para todos. El reverendo Barber se refirió al movimiento desde una perspectiva de la historia sureña, especialmente en cuanto a los períodos de la Reconstrucción, en los que los negros y los blancos pobres aunaron fuerzas para la aprobación de derechos laborales y de votación, y para lograr más educación y una tributación progresiva (o escalonada). Ese período de la primera reconstrucción experimentó una derrota en manos de los denominados “Redentores,” los cuales hicieron retroceder el reloj hasta una época en que las condiciones fueron parecidas a la esclavitud. Barber afirmó que esta vez no vamos a retroceder.

Los Redentores representaron un movimiento inmoral cuya estrategia fomentó la supremacía blanca y se diseñó para lograr que los obreros blancos votaran en contra de sus propios intereses. “Recobrar los Estados Unidos” significó una reafirmación de los derechos de los estados, denegando derechos al voto y el recorte de impuestos. Tal como lo explica Tim Franzen, uno de los dirigentes de Moral Monday en Georgia: “Los presupuestos de nuestro estado son inmorales.”

Un imperativo moral: Reconstruir el sur

Esto es lo que significa “hacia adelante.” Tomando como punto de partida una visión de una sociedad justa y moral, ¿cómo logramos eso? Tenemos que pasar a otra cosa que no sean las batallas dispersas y defensivas para oponerse a la desconstrucción que prevalece en los estados del sur, a fin de pasar a una reconstrucción que pone a la gente de primero. El reverendo Barber aseveró que él considera que hay “un anhelo en los corazones de la mayoría de los estadounidenses de tener justicia moral.” Según lo explicó Barber, el movimiento Moral Monday, “es una coalición transformadora arraigada en el lenguaje de un movimiento moral.” Para transformar a los Estados Unidos se debe transformar el sur.

Las políticas extremas (un gobierno de, por y para las corporaciones) que tienen una agenda en común se han adueñado de los gobiernos estatales de Carolina del Norte, Georgia y a lo largo del sur. Y tal como Barber lo indica, si todos tenemos un adversario en común, ¿por qué luchar de forma separada? Este es el significado de “juntos.” Un ataque hacia alguno de nosotros es un ataque a todos. Una herida que sufra uno de nosotros es una herida de todos.

La victoria está en la lucha

En tanto este movimiento apenas está empezando a ponerse en marcha y va creciendo, el mismo se está encontrando con fuerzas que están determinadas a no conceder absolutamente nada. Ni una concesión, ni una reforma. Pero tal como lo señaló el Senador estatal Hank Sanders de  Selma, Alabama: “Tienen que seguir luchando y así sucederán los cambios. La victoria está en la lucha.” No retrocederemos.

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo