Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

Robots en la agricultura

Sal Sandoval  |  Issue: Volumen 40, Numero 5
Cover Story Photo

Los robots piscadores de naranja, lechuga, cerezas, podando viñas, y explorando el cultivo son el futuro de la agricultura.
La agricultura robótica: La producción con robots agrícolas se realiza en etapas. La primera generación de robots está siendo desarrollada como exploradores de cultivos que recogen datos en el campo. La segunda generación de robots será capaz de realizar las operaciones de campo, tales como la podación. Esta operación es más probable que se lleve a cabo con grandes robots que se asemejanran a los equipos actuales. La tercera generación de robots será como parte de un sistema de producción de cultivo totalmente automatizado.
Foto: Robohub.org & Vision Robotics Corporation

Los trabajadores en los campos no somos objetos desechables

Un robot que poda la viña de uva a menos de la mitad del costo de trabajadores humanos; un robot que cosecha la fresa trabajando día y noche, aunque todavía más despacio que un ser humano; una máquina que corta la lechuga está en proceso de desarrollo y lo hace  entre 20 y 40 veces más rápido que un humano. Una maquina que pisca naranjas ya está cerca de implementación y lo hace por menos costo que un trabajador humano.

Puede que todo esto parezca ser ciencia ficcional. Pero todo esto y númerosas otras innovaciones ya están bajo desarrollo, según revistas agrícolas y las páginas del Internet.

Intereses agrícolas y universidades públicas  tales como la Universidad de California de Davis están desarrollando nueva tecnología que reemplazará a trabajadores del campo. Incluido en la tecnología hay avionetas sin tripulantes que aplican químicos y llevan en manada al ganado. Ya existen robots en invernaderos que pueden determinar cuando una planta requiere riego, y otros robots que pueden determinar cuando un jitomate está listo para cosecharse.

Guiados por sensores de laser y giroscopios, con brazos móvibles, está tecnología invade rápidamente el mercado de fruta y vegetales frescos que por largo tiempo escapo la mecanización. Expertos calculan que la robotización en los campos está entre dos y diez años a ser plenamente implementada.

Históricamente la mecanización en los campos agrícolas ha demorado en su progreso por lo menos 40 años en comparación a la industria general por varias razones. Entre ellas la más notable es la abundancia de mano de obra  barata, vulnerable, e indocumentada.

Los rancheros dicen que la falta de mano de obra fué causada por las póliticas restringidas de inmigración, y que por esto están interesados en reemplazar la mano de obra en los campos.

Aunque probablemente tengan la razón, existen  aun más explicaciones. Impulsados tanto por la competición extranjera y doméstica  que por su ansiedad acerca de una escasez laboral, los intereses capitalistas en la agricultura son obligados a introducir robots en los campos con tal de salir adelante de sus competidores.

¿Qué indica todo esto para los 11 millones de trabajadores indocumentados en los EE.UU., particularmente dado el estancamiento de la reforma de inmigración en el Congreso?

Lo más seguro, que no promete la seguridad de empleo. A  pesar de que la mayoría de los inmigrantes indocumentados no trabajan en la agricultura, la brecha entre el uso de tecnología que reemplaza la mano de obra en las ciudades y en el campo se encoje rápidamente. Y tendrá consecuencias profundas para todos los trabajadores.

Aun con la reforma migratoria, hay quienes promueven un plan de trabajadores huéspedes para ciertas industrias no agrícolas en las ciudades, probablemente por mientras, hasta que existan robots en aquellos sitios de trabajos.

Despues de la Segunda Guerra Mundial, la tecnología tal como la cosechadora mecánica de algodón desplazó a millones de afro-americanos y anglo sajones de los campos agrícolas del Sur de los EE.UU. Pero estos migrantes internos fueron ocupados en nuevos empleos industriales en otras partes de la nación. Algo parecido, pero en escala reducida sucedió en la cosecha del algodón en el Valle de San Joaquín de California.

Lo que acontece hoy día con la tecnología en los campos agrícolas es distinto a lo del pasado. La introducción de maquinaría para cosechar uva de vino se utilizó entonces para evitar la sindicalización y mantener los sueldos bajos. Hoy día se utiliza para eliminar para siempre los trabajos.

La nueva tecnología es fascinante y promete una abundancia de alimento, al igual que eliminar trabajo pesado y peligroso. Pero la forma por cual se organiza la producción  de hoy, causa que el beneficio sea sólo para el capitalista y no para el bien de la gente trabajadora.

Nos somos objetos desechables para arrojar  cuando no podamos ser explotados más. Nuestros periódicos, tales como este ejemplar, sirven de  tribunas para para platicar y discutir como mejor organizar la sociedad para que esta nueva tecnología  sea para el beneficio del pueblo entero, y no sólo para el enriquecimiento de un puñado de dueños de esta nueva tecnología.

 

Un Comentario | One Comment

  1. Eileen says:

    Creo qe es muy injusto porqe ay tanta jente qe vive del campo.Yo soy una de ellas es muy pesado pero como comentaba van a dejar a millones de personas sin trabajo y para mucha jente el campo es su vida.Gracias

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo