Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

HARVEST OF EMPIRE: Una historia de los latinos en América por Juan Gonzalez

Reseña de Chuck Parker  |  Issue: Julio | Agosto 2013

HARVEST OF EMPIRE foto

 

Probablemente este es el mejor libro que usted puede leer para entender el debate actual sobre la reforma inmigratoria. El libro muestra como el flujo inmigrante siempre ha estado vinculado al crecimiento imperial de los EE.UU. sobre América Latina, ya sea debido a una intervención militar o política (cubanos, dominicanos, salvadoreños y nicaragüenses) ó a la necesidad económica de mano de obra barata (mexicanos, puertorriqueños y panameños). En todos los países conduce a que un número mayor de trabajadores tengan que inmigrar al norte (EE.UU) para sobrevivir.

Anteriormente los capitalistas norteamericanos se dedicaron a apoderarse de la tierra, a la construcción de gigantescos proyectos de transporte y a la importación de materias primas baratas. Después de la segunda guerra mundial el énfasis cambió a trasladar industrias completas de los EE.UU. a otros países. Esa producción fuera del territorio fue el centro del modelo del libre comercio que se desarrolló en América Latina en cuatro escenarios:

Panamá y Puerto Rico (1947)\

Industrialización fronteriza (maquiladoras) en México (1965)

Iniciativa de la La cuenca del Caribe (1985) y

El TLC (1994.) Que en lugar de traer prosperidad a las regiones, el libre comercio ha provocado mayor pobreza y desigualdad económica. En México por ejemplo los salarios reales cayeron un 68% entre 1982 y 1992 aun cuando la productividad subió 41%. Esto hizo a México y al Caribe las regiones más deseables del mundo para que los EE.UU. invertiera directamente. Pero ha creado una pesadilla para los trabajadores de esos países, incluyendo una horrible degradación ambiental y los mayores índices de accidentes y enfermedades industriales del mundo.

El libro propone cuatro medidas:

“Fin del predatorio dual mercado de trabajo de mano de obra barata mexicana.” El Tratado de Libre Comercio (TLC) creó un mercado común para productos y mercancias, pero no un mercado común para el trabajo. Un mercado común del trabajo debe incluir sindicatos que cruzen las fronteras ó alianzas de trabajadores, y el mismo ambiente y legislación en ambos países. Al abolir el concepto de “ilegalidad” entre los mexicanos, quienes son abrumadoramente la mayor parte de la mano de obra indocumentada, elevaría los salarios de quienes están en el escalón económico más bajo de la sociedad.

“Poner fin al status de colonia a Puerto Rico.” ¡Esta pequeña isla ha sido la mayor fuente de ganancias en el mundo entero para las corporaciones estadounidenses! Se les debe permitir a los puertorriqueños decidir si quieren ser un país independiente o un estado con derechos completos.

“Reconocer los derechos de los idiomas minoritarios y promover el estudio amplio del español.”

“Reinvertir en las ciudades estadounidenses y las escuelas públicas.”

“Poner fin al bloqueo económico de Cuba.”

En propias palabras de Juan Gonzalez, “Mis soluciones apuntan directamente al todo poderoso Mercado y al Imperio que hemos creado en su nombre. El trabajo inmigrante siempre ha sido fundamental para la prosperidad del mercado. El mercado lo recluta, lo explota, lo abusa, lo divide, y luego, lo embarca de regreso a casa cuando ya no lo necesita. Solamente domesticando el mercado podrían los pueblos de las Américas, norte y sur, ir más allá de sus divisiones étnicas, raciales, y lingüísticas. Solamente entonces podríamos lograr nuestra humanidad común, realizar nuestros sueños comunes, los EE.UU., después de todo nunca se detuvo en el río Grande.”

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo