Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

La política de la inmigración

por Tribuno Del Pueblo  |  Issue: Mayo / Junio 2011

Los legisladores del estado de Georgia aseguraron que el propósito de esta propuesta de ley era transferir el trabajo que hacen los indocumentados al resto de la fuerza laboral. Pero, en realidad, el verdadero propósito de la propuesta de ley es dividir y conquistar — poner en contra a los obreros entre sí — y esto afectará a todos los trabajadores de Georgia, sin importar su estatus.

Con esto se obligará a los trabajadores indocumentados a abandonar el estado o a sumirse más profundamente en la economía informal.

Los inmigrantes con documentos enfrentarán situaciones en las que se les considerará como sospechosos y les será más difícil buscar trabajo. Los trabajadores que nacieron en el país verán cómo se reducen sus salarios y se debilita su poder.

Y las cosas empeorarán aún más – para todos – si se fortalece el programa federal de trabajadores invitados, tal como lo exige la nueva ley.

Básicamente, los programas federales de trabajadores invitados legalizan a los contrabandistas de trabajadores inmigrantes (comúnmente conocidos como  coyotes) para ingresar a los inmigrantes indocumentados a los programas formales de trabajo.

El trabajo como “invitado” en las corporaciones y otros negocios de los Estados Unidos se remunera con un salario más bajo y no se otorgan los derechos laborales normales, ni tampoco se les ofrece la oportunidad de que en algún momento sean ciudadanos y se establezcan en los Estados Unidos.

Al fortalecer y ampliar este programa, el gobierno de los Estados Unidos creará un sub-estrato, similar a la esclavitud, de trabajadores obligados a trabajar para alguien durante cierto tiempo, con lo cual se ejerce presión en todos los obreros para obligarlos a descender a ese nivel.

La mano de obra esclava alimentó la economía sureña durante los primeros 250 años de su historia. Y en su versión de la ley de Arizona, los legisladores estatales de Alabama, estado vecino de Georgia, establecieron esa relación muy claramente.

Su ley criminaliza a cualquier persona que “albergue, oculte, transporte o emplee” a los inmigrantes indocumentados. Los capitalistas propietarios de esclavos utilizaron el mismo lenguaje cuando criminalizaron a las personas que ayudaban a escapar a los esclavos hace más de 150 años.

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo