Lo sentimos. Esta página sólo está disponible en el idioma que está viendo actualmente.

Sorry. This page is only available in the language you are currently viewing.

Cerrar | Close

Comparte esta página:

Centro Obrero: Ministerio de acompañamiento

por Elena Herrada  |  Issue: Mayo / Junio 2011

Detroit , MI – Ayer y hoy fueron días de muchas llamadas telefónicas al Centro Obrero o sea a mi teléfono celular que me han dejado con el corazón roto.

Ocurrio un giro cruel de acontecimientos donde se publicó mi número en la prensa local en nuestra comunidad y en las cárceles y centros de detenciones en todo el estado.

Las llamadas de los últimos días han sido de personas que recibieron infracciones por conducir sin licencias.

También he recibido llamadas de personas que ya fueron deportados a México y Guatemala. Ellas piden ayuda para obtener actas de nacimiento para niños nacidos en Detroit. Asimismo por otros otros tipos de diligencias que sólo alguien aquí puede hacer. Pero hoy día una llamada me conmovió mucho.

Le sigo reptiendo a la gente que no somos abogados . Que no podemos dar asesoría legal, les comunicó que si tenemos nombres de buenos abogados y también damos los nombres de aquellos que deben ser evitados.

Podemos decir cuando vale la pena pagar un abogado y cuando es una pérdida, y que la mayoría de los abogados pudieran tomar su dinero, incluso cuando saben que no pueden hacer nada por ellos.

Si tiene menos de 10 años en el país, si alguna vez ha sido arrestado o deportado anteriormente, etc. cosas básicas que pueden ahorrar tiempo y dinero y la esperanza, somos buenos para eso.

Pero si recibe una infracción por no tener una licencia de conducir y seguro, puede pagar por correo, pero comparecer al juzgado no es aconsejable.

Ya que no puede producir lo que se requiere de usted.

Luego vendrán a buscarte a tu domicilio, y quien abra la puerta puede ser llevado. Es muy parecido a Alemania (Nazi), la gente sigue diciendo. Todo el mundo es sospechoso. Los niños temen que sus padres sean separados de ellos y los padres de familia temen que sus hijos sean separados de ellos. Estos son días muy difíciles en Detroit.

La llamada de hoy me dijo esto: Yo si voy a ir a la corte. Yo no voy a tener la ley que me persigue. Yo no soy un criminal. Si Dios quiere que yo esté aquí, voy a estar aquí. Si no, me voy. No hice nada malo y no quiero ser un fugitivo.

La corte es el 5 de mayo. Temprano en la mañana. Vamos a estar ahí. Esto se llama: el ministerio de acompañamiento. Nada más que hacer sino dar testimonio y estar presente.

Deje Su Comentario | Leave a Comment

* Requerido | Required
- Su Correo Electrónico no sera publicado. | Your Email will not be published.

Haga clic aquí para obtener el Formulario de Donación para órdenes por correo